Masaje relajante o antiestrés

Masaje relajante o antiestrés.

Recupera la calma y relaja los músculos mediante un masaje con presión ligera, movimientos suaves, sedosos, acompasados en un ritmo de armonía, consiguiendo para el cuerpo un estado de relajación profunda.

Este masaje combina amasamientos, pases sedantes y maniobras que consiguen una relajación completa del cuerpo.

Masaje relajante Facial.

Recibe una dosis de sensaciones muy relajantes y tranquilas, que mejoran la circulación del rostro y eliminando o reduciendo las tensiones acumuladas, movilizando la piel, rejuveneciéndola y haciendo que luzca más firme y tersa.

Combinación de movimientos lentos, suaves y rítmicos que actúan directamente sobre el sistema linfático responsable de eliminar toxinas limpiando los tejidos. Estimula las circulaciones de retorno venoso y linfático, drenando los líquidos retenidos en el cuerpo.

Se utiliza buscando la relajación de los músculos faciales, muy útil para stress, insomnio…

Anticelulítico y Reafirmante.

El objetivo del masaje anticelulítico, es reducir y/o eliminar nódulos (grasa acumulada) para que no se obstruya el sistema linfático y circulatorio y no queden retenidos líquidos, toxinas y productos de desecho que son el resultado del metabolismo celular. Tonifica los músculos y los tejidos laxos evitando de este modo la flacidez. Efecto reductor local, anticelulítico, reductor de volumen.

Con este masaje no sólo combatiremos la piel de naranja sino que también mejoraremos el aspecto de la piel. Al finalizar este masaje aplicaremos producto anticelulítico- reafirmante con lo que obtendremos mejores resultados.

Masaje Podal

Masaje Podal.

Masaje en las plantas de los pies que actúa de forma refleja sobre todo el organismo. Es una técnica de diagnóstico y tratamiento en la que se estimulan ciertos puntos reflejos en los pies para obtener respuestas saludables a los diferentes órganos del cuerpo.

El cuerpo humano está conectado por numerosos canales nerviosos y energéticos.

Masaje infantil.

Se aplica a niños entre 0 a 10 años. Suele tener distintas aplicaciones según el caso: niños inquietos, dolencias digestivas, gases, estreñimiento.

Masaje o movilizaciones del tejido conjuntivo.

Son técnicas específicas de liberación fascial. Se utiliza para eliminar las restricciones que aparecen en las fascias y aponeurosis del cuerpo. Estas restricciones pueden generar trastornos muy importantes a nivel físico y también a nivel emocional.

Este masaje se refiere a un conjunto de varias técnicas utilizadas para acceder a las capas más profundas del tejido muscular y la fascia. Se puede combinar con otros tipos de masajes, y aunque puede ser doloroso, no tiene que serlo necesariamente.

Masaje visceral o digestivo.

Para mejorar la vascularización y movilización de la musculatura lisa del aparato digestivo, estreñimiento, produce importantes efectos relajantes sobre el sistema nervioso. La acción drenante de esta técnica manual tiene también efectos sedantes en el sistema neurovegetativo y está indicado en casos de estreñimiento, ya que aplicado en la pared del intestino activa su función. El drenaje linfático manual mejora el tono muscular y refuerza el sistema autoinmune.

No debemos confundir el masaje visceral con la osteopatía visceral, son dos conceptos completamente distintos.